Cosméticos naturales


¿Porqué los cosméticos naturales?

Cosméticos naturales garantizan cuidado de piel seguro y saludable, sin desequilibrar procesos naturales y el ritmo de regeneración las células. Cosméticos naturales verdaderos son hechos de los ingredientes naturales (vegetales o minerales), no contienen sustancias perjudiciales para el organismo. En su composición encontramos primeros de todos los extractos puros de la planta, a base de hierbas y aceites esenciales, que ayudan a la piel en la restauración y conservación de sus funciones fisiológicas naturales.

Cosméticos populares, que normalmente encontramos en los supermercados, contienen muchas sustancias tóxicas, metidas para bajar el precio del producto o extender su fecha de vencimiento. Muchas sustancias mejoran por un momento la condición del cuerpo, para después crear la necesidad de usar este producto y así aumentan sus ventas.


Hay que recordar que la piel es el mayor órgano del cuerpo humano y ocupa aproximadamente 2 m².
A través de ella en cierta medida pueden transferirse sustancias químicas en una y en otra dirección.
Está conectada con todos nuestros tejidos y órganos, por lo que cualquier producto que se aplique
en la misma tiene una repercusión directa en todo nuestro cuerpo.


  • Estás acostumbrado a leer las etiquetas y investigar los ingredientes?
  • Sabes el significado de los nombres del codigo INCI?
  • O tu compra depende del preció o la promesa de la empresa?

No te preocupes, no eres el único, hay muy poca gente que compra cosméticos conscientemente. Si te interesa este tema, te dejamos un artículo donde encontraras mas informaciones.

Si no te quieres meter tan profundo en el tema, pero te importa cuidar tu cuerpo, visita nuestra tiendita.
Apoyamos solamente los productos naturales y seguros para el cuerpo.
Seguro encontraras algo para ti.

 

BÁLSAMOS LABIALES
con Aceites Esenciales

 

 

PASTA DE DIENTES
Sin Fluor

 

 

COSMÉTICOS NATURALES
De Propolio

 

Por lo pronto compartimos algunas de las sustancias, que debes de omitir comprando los cosméticos:


  • Parabenos

    Se utilizan como conservadores en cosméticos. Búscalo en las etiquetas como ingredientes que terminen en "parabeno" como Metilparabeno.

    Los parabenos están catalogados por las autoridades sanitarias europeas como sustancias de baja toxicidad, aunque un estudio realizado en Inglaterra en 2004 con mujeres afectadas de cáncer de mama, reveló la presencia de restos de parabenos en el 90% de las biopsias, resultantes de cremas, desodorantes y lociones aplicadas en la piel.

  • Parafina

    Casi todas las cremas están hechas con parafina. La popular vaselina es parafina pura y también lo son la velas.

    Parafina impide la respiración de la piel y tapona los poros impidiendo la expulsión de agentes contaminantes fuera de nuestro organismo, de manera que, cuanto más la usamos para hidratar la piel, más deshidratada se encuentra y más producto necesitamos. Además, nuestro organismo no puede metabolizarla.

    Nombres en etiquetas: Parafina, Paraffinum, Paraffinum liquidum, Petrolatum, Petroleum, Glicol Propileno, Vaselina, Aceite Mineral

  • Ftalatos

    Ftalatos son un grupo de compuestos químicos que se utilizan como disolventes y suavizantes.

    Estos compuestos químicos son ingredientes muy tóxicos y son numerosos los estudios científicos de universidades de todo el mundo que los relacionan con el cáncer, disfunción del sistema hormonal y daños en el ADN de reproducción masculina, así como malformaciones en el feto.

    Por ejemplo: Ftalato de Dibutilo (Dibutilftalato o DBP) es un ingrediente básico en esmaltes y perfumes, aumenta la capacidad de otros químicos para causar mutaciones genéticas que producen problemas reproductivos.

    Otros: Dietilexiloftalato (DEHP), Butilbenziftalato (BBP), Butildecilftalato (BDP), Diunddecilftalato (DUP)

  • Formaldehido

    El Formaldehido es un compuesto orgánico volátil presente en centenares de productos de limpieza del hogar, muebles, barnices y, por supuesto, en la cosmética industrial.

    Como ejemplo de utilización de esta sustancia peligrosa en la cosmética industrial, podemos citar geles, champús, dentífricos, maquillaje, esmaltes de uñas o desodorantes, utilizado como conservante.

    Formaldehido son tóxicos y se han reconocido como carcinógenos, pero es un conservante tan económico, que lo que hacen las firmas es utilizar otras sustancias que lo liberan, por ejemplo, el Quaternium 15, entre otros (Aldioxa, Alcloxa, Bronopol, Bronosol, Diazolidinyl Urea, Imidazolidinyl Urea, Polyoxymethylene Urea, Imidazolidinyl-Urea, 2-Bromo-2-Nitropropane-1, 3-Diol, 5-Bromo-5-Nitro1, 3-Dioxane, Methenamine, Sodium Hydroxymethylglycinate, DMDM Hydantoin, Onyxide 500, Dimethyl Oxazolidine y sustancias que con el prefijo MDM, DM,DMDM, DMHF o DEMD)

     

  • PEG y SLS

    Polietilenglicol (PEG) se usa en cosméticos de bases cremosas. Interfiere en el desarrollo físico y puede dañar el sistema nervioso central. Esta peligroso por el poder de penetración que tienen en la piel. Su grado de peligrosidad depende sobre todo del resto de ingredientes que compongan el producto, ya que al tener un gran poder de penetración, junto con los PEG, también entran otras sustancias tóxicas.

    Uno de los PEG más empleados es el Sodium Laureth Sulfate (SLS) que según el Colegio Americano de Toxicología se acumula en el corazón, el hígado, los riñones y el cerebro. Se usa como limpiador para hacer los productos más espumosos y burbujeantes, es una sustancia que puede causar cáncer. 

  • Flúor

    Numerosos estudios científicos posteriores constatarían que su consumo provoca a la larga graves daños en dientes, huesos, hígado, cerebro y células reproductivas; un problema grave porque la fluorosis se considera irreversible al ser el flúor un veneno acumulativo.

    Síntomas de una intoxicación aguda con fluoruros aparecen con dolor de cabeza, sequedad de garganta, irritabilidad del tracto urinario, debilidad muscular, espasmos, hormigueo en manos y pies, náuseas, sarpullidos, úlceras bucales, pérdida de agudeza mental, nerviosismo, mareos, depresión y trastornos visuales.